viernes, 4 de enero de 2008

La Flauta Magica

No creo que haya una opera en el mundo a la que se le haya dado más vueltas: películas, versiones y mas versiones para dar y tomar.

Aquí teneis la obertura, que a mi personalmente me pone los pelos como escarpias

Estrenada el 30 de septiembre de 1731 en Viena, fue la ultima opera escrita por Mozart, que moriría el 5 de diciembre de ese año.
Según muchos historiadores y críticos, podría haber influencias masónicas en la ópera, ya que se cree que Mozart perteneció a la masonería y en los momentos políticos que se vivían para el momento de su estreno, esta organización era considerada como peligrosa. Muchas de las ideas y motivos de la ópera recuerdan los de la filosofía de la iluminacion

El argumento es bastante curioso para la época. No en vano se la tacho de fantasiosa y poco apropiada. Por suerte Mozart era un rebelde y no les hizo caso:
El príncipe Tamino es perseguido por una serpiente gigante, se adentra en el bosque tratando de huir, pero ha entrado en el reino de la reina de la Noche sin saberlo. Allí llegará a un acuerdo con la reina tendente a conseguir la mano de su hija a cambio de que la libere del secuestro en la que la tiene sometida Sarastro. Tamino, acompañado del pajarero se dispondrá a salvar a su amada, sin embargo una vez llegado al reino de Sarastro, se da cuenta que la realidad es otra y decide quedarse allí al lado de su amada y lejos de la reina. Para quedarse y pertenecer al templo de los sabios, habrá de pasar una serie de pruebas que logrará superar. Finalmente los dos amantes se unirán para siempre mientras que su malvada madre será derrotada definitivamente.

El argumento no tiene desperdicio y ademas esta abierto a tantas lecturas como uno pueda imaginar: desde un viaje iniciativo por la senda del misticismo hasta una aventura normal y corriente

Y por ultimo el aria de la reina de la noche, que seguramente muchos conoceréis: En un jardín se encuentra Pamina. Aparece la reina de la noche que le informa que su amado se ha aliado con el enemigo. La muchacha se va dando cuenta del verdadero corazón de su madre que destila maldad y odio. Entrega un puñal a la muchacha exigiéndole que con él mate a Sarastro, so pena de ser rechazada para siempre por su madre. Pamina queda horrorizada. En ese momento aparece Monóstatos que ha oído toda la conversación e intenta hacerle chantaje. No obstante, el anterior diálogo también ha sido escuchado por el rey, quien manda detener al esclavo y pide a Pamina, paciencia y comprensión, tranquilizándola de este modo

Sin duda una opera que merece ser escuchada, aunque os advierto que dura bastante

1 comentario:

novelablog dijo...

Nunca he ido a la ópera y tampoco he llegado a escuchar una entera, a lo más que he llegado es a escuchar partes como la Dona e mobile de Verdi, la típica que se suele cantar en la ducha.