domingo, 1 de febrero de 2009

Sigamos al zapato

Leyendo El País me he topado con una noticia bastante interesante, no tanto por el contenido: el foro de Davos en el que se reunen los mas importantes entes económicos mundiales ( y al que España no ha ido, por cierto), sino por las repercusiones que ha tenido entre los manifestantes. Y es que aquellos zapatos que un periodista lanzo con tan mala fortuna (porque no le dio) al ex presidente de los Estados Unidos de América se están convirtiendo en un símbolo mas allá de la simple anécdota.

Se puede leer en el articulo de El País:
Pese a las espectaculares medidas de seguridad, las protestas llegaron hasta el corazón de Davos. Los manifestantes arrojaron zapatos contra el centro de congresos.


Parece ser que poco a poco aquellos zapatos lanzados contra el mayor líder mundial se van convirtiendo en un símbolo del malestar de la sociedad contra unos gobernantes que no tienen ningún criterio y que parece que solo saben arreglar las cosas a base de cheques en blanco a los mas poderosos a costa del erario publico, que somos todos.

Y a ver si nos pasamos de la calabaza en la que hemos estado viviendo estos años, cómodos y relajados, al zapato que mas de un político se merece en todos los morros

2 comentarios:

danae rain dijo...

Viva el zapatazo. Echo de menos tus
haikus. Besitos

danae rain dijo...

Por cierto, haiku, foto y traducción preciosas. Gracias por estas dosis de sabiduría. Y otro besito