sábado, 8 de marzo de 2008

De Quevedo

Visitando a horas intempestivas Curistoria me he encontrado con una anécdota sobre Quevedo bastante propia de él. No la voy a transcribir aqui que para eso esta la fuente, pero aprovecharé para poner alguno de sus poemas, que siempre me han gustado. En concreto pondré uno que por lo divertido a muchos podra ofender, una razon mas para ponerlo diría el propio Quevedo. Helo aqui pues:

Puto es el hombre que de putas fía,
y puto el que sus gustos apetece;
puto es el estipendio que se ofrece
en pago de su puta compañia.

Puto es el gusto y puta la alegria
que el rato putaril nos encarece;
y yo dire que es puto a quien parece
que no sois puta vos, señora mia.

Mas llámenme a mi puto enamorado
si al cabo para puta no os dejare;
y como puto muera yo quemado

si de otras tales putas me pagare,
porque las putas graves son costosas,
y las putillas viles, afrentosas

Por todos es sabido que Francisdo de Quevedo era bastante ingenioso, hasta el punto de ser irreverente en exceso. en una ocasion se aposto que era capaz de llamar coja a la mismisima reina Margarita, esposa de Felipe III. Pues bien, estando en la corte cogio una rosa y un clavel y le dijo a la reina arrodillandose y con la pompa debida a una reina:

-Alteza, entre una rosa y un clavel su majestad escoja-

No creo que haya nada que añadir, pero si quereis saber mas, en el enlace de arriba hay bastante informacion


1 comentario:

Rubén_Kun dijo...

No hay palabras para describir lo grande que tuvo que ser este personaje.

Siento no haberme pasado antes.