domingo, 18 de enero de 2009

¡Llegó la gripe!

Corría el mes de octubre de 2008 cuando tome una decisión que iba a cambiar positivamente, o eso pensé en aquel momento, todo el invierno: fui a ponerme la vacuna de la gripe.
Que felicidad, que regocijo vivir en una época heredera de Jenner, que no teme como hace siglos a una simple enfermedad como la gripe...Que iluso; nada mas lejos de la realidad

Básicamente la gripe es una enfermedad causada por un virus. He aquí un esquema de nuestro amiguito

fuente

Nuestro amiguito se engloba dentro de la familia de los Ortomixovirus, una de tantas en las que se estructuran los virus, y se caracteriza por tener afinidad por el tracto superior del aparato respiratorio. Como podéis ver en el dibujo, en la parte exterior tiene dos tipos de espículas, la neuraminidasa y la hemaglutinina, que son las que hacen que el virus reconozca específicamente las células del tracto respiratorio y se introduzca en ellas.
Una vez dentro de las células comienza a replicarse y cuando hay un buen numero de virus dentro de la célula salen al exterior e invaden nuevas células y así es como tenemos una señora gripe. Esta es, muy básicamente, la manera en la que nuestro amiguito consigue jodernos una semana al año


¿Y como se puede detener al virus, os preguntareis? y es una buena pregunta porque, si bien se ha dicho hasta la saciedad que no hay medicamentos para curarla, esto no es estrictamente cierto.
En primer lugar el organismo tiene sus formas de acabar con el virus, que básicamente son las Inmunoglobulinas A y G, que se encuentran en el tracto respiratorio que se dirigen contra la hemaglutinina y la neuraminidasa, y el interferón, con lo que la infección se resuelve en una semana normalmente
Por otro lado existen compuestos quimioterapicos contra los virus pero tienen efectos secundarios y deben emplearse en los primeros momentos de la infección. Algunos son la Rimantadina y el Zamarnivir y su método de actuación suele ser contra la neuraminidasa u otras estructuras de superficie impidiendo la diseminación de la infección. Como he dicho, estos compuestos suelen tener efectos secundarios desagradables y además hay que tomarlos al inicio del proceso, por lo que son recetados por los médicos en contadas ocasiones.
Y en tercer lugar esta la vacuna. El virus de la gripe tiene dos tipos, A y B, y cada año se producen variaciones en su estructura de superficie, de manera que las vacunas de una año no valen para el año siguiente. Para controlar al máximo su posible expansión existe un sistema mundial de vigilancia que analiza en todo el mundo las cepas existentes y elabora cada temporada la vacuna según las formas mas probables que aparecerán. En Europa existe el EISS, que es el organismo encargado de la vigilancia por estos lares. y en España es éste. Como podéis ver, la cosa en bastante seria porque nadie quiere que pase como en el siglo pasado cuando la llamada gripe española hizo estragos en la población en el periodo de entreguerras.
Pues bien, la vacuna consiste en virus de diferentes tipos, inactivados y que se corresponden con los de mas probable aparición en cada temporada, ¡OJO!, los de MAS PROBABLE APARICIÖN. Una vez puesta el organismo genera una respuesta inmunitaria que resulta en la formación de anticuerpos contra esos virus. Estos anticuerpos permanecen en el organismo y cuando se contrae la susodicha el cuerpo tiene las armas para enfrentarse rápidamente a ella, así de fácil.



Pues bien, como dije al principio, que felicidad inmensa con mi vacuna puesta, que tranquilidad, que regocijo...que iluso. Lo que empezó con un dolor de estomago ha acabado con lo que muchos de vosotros ya conoceréis por propia experiencia: dolor de cabeza, fiebre, mareos, tos, dolor corporal, en fin lo que se suele llamar un GRIPAZO, que me ha jodido casi una semana y que aun estoy intentando curar, con mucha cama, cositas calientes, agua, acido acetilsalicilico, a veces ibuprofeno, y otras armas del arsenal... ¡maldita estadistica!

Moraleja: Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, AUNQUE TU NO TENGAS, pon las tuyas a remojar, por si acaso.

Otras páginas:


No hay comentarios: